ACIDOS GRASOS OMEGA 3

Entre los ácidos grasos esenciales que necesitamos para vivir, destacan los omega 3.

Se trata de grasas que nuestro organismo no puede producir por si mismo, sino que necesita de alimentos o suplementos que las contengan, pues son esenciales para el correcto funcionamiento del organismo como el metabolismo de las grasas, la coagulación, la presión sanguínea, la regulación de los procesos inflamatorios, el buen funcionamiento del cerebro, del sistema inmune o el sistema nervioso.

Los principales ácidos grasos omega 3 son:

  • Ácido linolenico (ALA) de cadena corta
  • Ácido ecosapentaenoico (EPA) de cadena larga
  • Ácido docosahexaenoico (DHA) de cadena larga

Aunque el acido linolenico es imprescindible para el organismo, los de cadena larga como el EPA o DHA tienen la capacidad de prevenir o contrarrestar las consecuencias de ciertas enfermedades como las de tipo cardiovascular. Por ello, aquellos alimentos que por ejemplo han sido enriquecidos con omega 3, deben contener EPA y DHA y no solo ALA.

Mientras el omega 3 se encuentra en alimentos vegetales como el aguacate, la linaza, las nueces, las algas.., el tipo de grasa que obtenemos del pescado tiene unas propiedades únicas, no contenidas en otros alimentos.

El pescado es una fuente directa de ácidos de cadena larga EPA y DHA, excelentes y esenciales para nuestra salud cardiovascular.

La mayor parte de los estudios sobre los ácidos grasos esenciales se han realizado con aceites de pescado. Aunque cabe destacar buenas noticias sobre el aceite de linaza, pues las ultimas investigaciones demuestran que aumenta los niveles de omega 3 en sangre, así como el contenido en otras semillas como el cáñamo o las nueces de macadamia.

El ácido graso omega 3 comenzó a hacerse más popular como alimento cardiosaludable cuando los investigadores estudiaron la dieta mediterránea sobre 1960, concretamente en las regiones de Creta, partes de Grecia y del sur de Italia.

En la dieta mediterránea clásica las personas incluían muchos alimentos de origen vegetal (verduras, legumbres, fruta, cereales, pan, pasta y frutos secos) mucho aceite de oliva y una cantidad ene moderada y baja de pescado, carne, lácteos, huevos y vino.

Según la mayoría de nutricionistas el consumo de pescado era una de las claves de esa dieta, y el resultado era una incidencia mucho menor de enfermedades del corazón, diabetes, cáncer y obesidad.

Un estudio realizado sobre la dieta mediterránea pautada en un 75-80% de alimentos vegetales y un 20-25% de alimentos animales, durante cuatro años demostró que se podía reducir el riesgo de sufrir un infarto ni más ni menos que en un 70%.

Otro estudio más directamente enfocado en el consumo de pescado, en una investigación llevada en las tasas de mortalidad de 36 países confirmo qe la esperanza de vida es mayor en los países en que se consume mucho pescado en la dieta diaria.

Los hombres y mujeres que tienen el pescado como un pilar en su alimentación, especialmente en pescado azul, tienen un menor indicio de sufrir una muerte prematura.

Los ácidos grasos EPA y DHA suelen reducir la inflamación, fluidificar la sangre y equilibrar el sistema inmunológico.

El EPA parece ser especialmente importante en el sistema inmune por sus beneficios antiinflamatorios, por tanto es de gran ayuda para las personas con problemas de artritis.

El DHA es esencial para el adecuado desarrollo y funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso, pues parece tener una incidencia grande en el buen funcionamiento celular para transmitir impulsos eléctricos de manera eficaz. No es de extrañar que una carencia de DHA ocasione problemas de memoria, comportamiento y aprendizaje.

También hay incidencias de que el DHA es capaz de mejorar nuestro cociente intelectual, mejores estados de humor e incluso parece mejorar estados depresivos.

 

Mejores fuentes de omega 3 :

  • Salmón
  • Atún
  • Arenque
  • Sardinas
  • Boquerones
  • Caballa
  • Huevos
  • Semillas de lino
  • Edamame
  • Semillas de chía
  • Semillas de calabaza
  • Semillas de cañamo
  • Frijoles
  • Aceite de soja
  • Nueces
  • Almendras
  • Piñones
  • Aguacate

 

 

En mi opinión en el caso del pescado es preferible tomar pescado salvaje que no el criado en piscifactorías, pues se les alimenta con maíz y otros cereales y eso hace que aumente el contenido en omega 6, además de ser mucho más fácil contaminados, pues los de piscifactoría no se encuentran en alta mar, sinos cerca de la costa.

La suplementación con omega 3, siempre que el bolsillo lo permita es aconsejable y muy interesante para la salud. Es fácil encontrarlo especialmente en capsulas de aceite.

Hay personas que las capsulas les repite, para minimizar esa molestia es adecuado tomarlo con las comidas, y si el problema persiste, se pueden adquirir capsulas con cubierta entérica, esto quiere decir que el recubrimiento evita que estas se abran hasta llegar al intestino delgado, y evitar asi gases en el estomago, los cuales provocan los eructos.

Que problemas especialmente puede beneficiar el consumo de Omega 3 :

 

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Artritis
  • Alto nivel de triglicéridos
  • Asma
  • Depresión
  • Cáncer
  • Eccema
  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedades pulmonares
  • Dolores menstruales
  • Esquizofrenia
  • Esclerosis multiple
  • Hipertensión arterial
  • Inflamación intestinal
  • Psoriasis
  • Salud cognitiva
  • Resistencia a la insulina
  • Trastorno de déficit de atención o hiperactividad
  • Sindrome de ojo seco

 

  Los ácidos grasos omega 3 contribuyen a fortalecer y mantener saludable tu salud, comenzando por tu salud cardiovascular

 

Mi nombre es Deivid Reyes,creador de este blog,  te ofrezco el programa de sanación integral metamorfosis, un programa innovador donde no solo tratar de fortalecer y renovar tu salud física, sino tratarte desde un todo integral, cuerpo-mente-emoción-espíritu, para sobresalir hacia tu mejor versión y reinventar tu vida…te animas? contáctame y te informo más,  te espero en :  www.deividreyes.com 

😉